Este Blog ha sido creado por Fernando Pisón y Daniel Lozano con el objetivo de dar a conocer todo nuestro camino, de principio a fin, en la preparación de nuestro primer Ironman. Para ello iremos publicando nuestras experiencias, consejos, artículos técnicos e información general que puedan ser útiles para captar nuevos adeptos a esta disciplina y ayudar a todas las personas que hayan decidido convertirse en hombres o mujeres de hierro.

Estáis todos invitados a escribir y colaborar en este blog.

Bienvenidos... y nos vemos en la meta!

miércoles, 24 de agosto de 2011

Transporte de bicicleta en avión



Para muchos triatletas, ciclistas y demás amantes del deporte la bicicleta puede ser una compañera imprescindible para un viaje de preparación, una competición o unas vacaciones. El problema surge cuando el destino no hace posible otra vía más que la de transportar la bicicleta en avión.

Lo primero que debemos tener claro en estos casos son dos puntos básicos:
1. Actualmente, todas las aerolíneas están cobrando el transporte de las bicicletas como equipaje especial, por lo que deberemos pagar por su "billete". El precio de su transporte puede variar según la aerolínea y el destino del viaje (por un viaje internacional cobran más que por un viaje doméstico).Por ello recomiendo a la gente que se informe antes de comprar su propio billete de avión ya que aunque el billete de la persona pueda ser más barato con una compañía, el precio final del billete + el transporte de la bicicleta puede ser más económico con la competencia. También es importante saber que en muchas aerolíneas no basta no llegar el día del vuelo y pagar y facturar la bicicleta, sino que pueden requerirnos que hayamos resevado previamente una plaza para nuestra bicicleta en el avión en cuestión. Esto puede hacerse llamando a las oficinas de venta telefónica de la aerolínea y dejando constancia de nuestra intención de transportar la bicicleta

2. Una vez estemos preparando la bicicleta para ser transportada, nos surgen dudas de cuál es la mejor manera de guardar o "envolver" nuestra bicicleta. Todos sabemos que el trato que reciben los equipajes en los aeropuertos no es precisamente delicado, por lo que conviene envalar correctamente la bicicleta.
Hay muchas teorías y formas de hacer esto. Algunas muy profesionales y otras completamente caseras que con más o menos suerte pueden dar un buen resultado. Lo que si está claro es que un correcto embalaje y protección va directamente proporcionado al precio o costes que nos va a suponer dicho embalaje.
A continuación planteamos varias de estas opciones con consejos y precios orientativos de cuánto pueden costar:
Maleta rígida específica para bicicletas:

Tras haber consultado con varias tiendas y varios expertos, la mayoría de ciclistas y triatletas dicen que es la forma ideal para transportar un bicicleta (sobre todo si es buena!), pero a la hora de la verdad casi nadie, menos los profesionales suelen optar por este método debido a su elevado coste (su precio ronda los 400€-500€)

Se trata de maletas de gran tamaño con estructura exterior rígida y con un interior acolchado con diferentes apoyos para fijar desde dentro la bicicleta para que no se mueva. Son cómodas porque suelen llevar ruedas y ofrecen una óptima protección tanto interna como externa. Son específicas para bicicletas por lo que suelen contar con bolsillos laterales donde meter las ruedas y demás equipamiento ciclista que queramos transportar.

Bolsas semirígidas para bicicletas:
Es una opción bastante popular y que tiene bastantes mas marcas, modelos y variedades. Su precio puede variar desde unos 50€ hasta unos 200€ según si son semirígidas (con un mínimo de estructura), si llevan o no ruedas (recomiendo encarecidamente las ruedas!), de la calidad de la tela, si llevan bolsillos para ruedas, varias cremalleras (lo ideal es que tenga mínimo 2 para poder poner un candado y que no puedan abrirla con facilidad) etc.


En este caso, podemos decir que contamos con la ventaja de que este tipo de bolsa tiene un precio mucho más razonable y que son bastante más ligeras que las maletas rígidas.
Mi recomendación personal, es que en caso de optar por este tipo de bolsa, compremos además unos 10 metros de plástico de burbujas (suelen venderlo en ferreterias o tiendas de pintura y cuesta entre 0,50€ y 1€ el metro) y forremos bien la bicicleta, cuidando especialmente las zonas mas sensibles como son los cambios (platos y piñones), el manillar (cambios y frenos) así como todas las partes que sobresalgan especialmente sobre todo la horquilla donde se fijan las ruedas puesto que es donde la bicicleta apoyará casi todo su peso durante el viaje al no tener puestas las ruedas.

En mi caso, de forma adicional, cubrí con un refuerzo de cartón (recorté a medida cajas de zapatos) los platos, piñones y las zonas de apoyo de la bicicleta dentro de la bolsa que puede ser fijado fácilmente con papel celo/cinta aislante/cinta americana etc.
Por último, a mi se me ocurrió forrar la bolsa por dentro (mi bolsa era muy poco rígida) y fabricarle mi propia estructura. Para ello, fui a un superpercado y pedí una caja de cartón de gran tamaño. La recorté a medida de forma que puse por dentro de la bolsa a modo de pared un trozo de cartón en cada lateral y dentro de ello ya metí mi bicicleta envuelta en plástico de burbujas.

Envoltorio "casero"


Por último, hay algunas teorías que abogan por dejar la bicicleta "a la vista", forrarla simplemente con plástico de burbujas y/o cartón, y esperar que los trabajadores del handling del aeropuerto valoren tu detalle de "no añadir peso con bolsas o maletas" y traten la bicicleta de forma especial ya que pagas el transporte de la misma como "especial". Sinceramente, si la bicicleta es buena, no lo recomiendo. Creo que toda la protección que podamos darle a nuestra bicicleta nunca será demasiada. Eso si, en el caso de que la bicicleta llegue sana y salva, sin duda alguna se trata de la forma más económica de transportar tu bicicleta en avión ya que tiene un coste prácticamente cero.


Como consejo adicional, no hay que olvidarse en ningún caso, deshinchar las ruedas hasta que no tengan presión, ya que con los cambios de altura del avión y la variación de presiones podrían reventar y que las aerolíneas suelen exigir que el manillar vaya suelto de forma que pueda ponerse en la misma dirección que las ruedas (auqnue estas tengan que ir desmontadas) para que ocupe el menor espacio posible.

4 comentarios:

  1. Muyy interesante! gracias por la información!
    No sabía que las maletas rígidas fuesen tan caras, pero bueno si tienes buena bici es mejor invertir en uno de esos.
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  2. También puedes pedir una caja de cartón en una tienda de bicis, las tiran al contenedor. Lo sujetas todo con espuma o plástico de burbujas y listo. Y si tienes imaginación le adaptas una correa para colgarla del hombro.

    ResponderEliminar
  3. Amigo, la verdad es que te quedó muy feo/poco prolijo tu envoltorio.

    Así lo hice yo.

    http://historiasflyter.blogspot.com/2008/12/pedaleando-en-rio-de-janeiro-parte-i.html

    ResponderEliminar
  4. Que tal,

    yo quiero llevar mi bicicleta pero es plegable.. tendría que hacer lo mismo?

    ResponderEliminar